Impacto ecológico de minería


El impacto ecológico de la minería se puede resumir de la manera siguiente:

  • Salificación, secamiento y escasez de agua por las enormes cantidades de agua dulce que requiere el proceso de extracción
  • Liberación y migración de metales pesados en el ecosistema
  • Desplazamiento de miles de toneladas de menas provoca sedimentación en los ríos, vulnerabilidad a erosión eólica e hídrica
  • Pasivos ecológicos después de la explotación y destrucción total del ecosistema original del sitio
  • Migración de cianuro altamente tóxico en aguas subterráneas y superficiales y el ecosistema
  • Drenaje ácido, que constituye una gran amenaza particularmente en la extracción de sulfuros.

Efectos dañinos de cianuro

La tecnología actual de extracción de oro usa cianuro para separar el oro de los minerales no valiosos. El cianuro es una sustancia extremadamente tóxica, la dosis mortal para el ser humano es de 50-200 mg. Sin embargo, al llegar el cianuro al medio ambiente, los metales pesados ligados al cianuro son los que a largo plazo constituyen el mayor problema. El cianuro se desintegra relativamente rápido, en cambio los metales pesados permanecen eternamente en el medio ambiente.

Drenaje ácido

El drenaje ácido constituye un problema grave en muchas minas metálicas, ya que los metales tales como oro, cobre, plata y molibdeno a menudo se encuentran ligados a sulfuros. Al no controlar el drenaje ácido, se filtra a arroyos, ríos y aguas subterráneas. El agua ácida y los metales pesados son letales para peces, animales y plantas y pueden seguir causando daños al medio ambiente por tiempo indefinido después del cierre de una mina.

Minería a cielo abierto y el ecosistema original

La imagen tradicional de minería, la del trabajador minero quien con piocha excava minerales a grandes profundidades bajo tierra, ya está desactualizada. En la minería moderna a cielo abierto, grandes máquinas excavan la roca en una enorme cantera abierta. Al extraer las menas se libera polvo, que contiene metales pesados y que se lleva fácilmente por el viento. De esta manera, la instalación de una mina puede destruir los ecosistemas existentes.

Deterioro ambiental y pobreza

El impacto de la minería en el medio ambiente no sólo es problemático desde el punto de vista ecológico. La contaminación de tierras y la carencia de agua no contaminada imposibilitan la agricultura. La gente con problemas de salud no es capaz de trabajar duro por mucho tiempo sin parar, lo cual lleva a pérdida de ingresos. De ahí que la minería, en vez de combatir la pobreza, puede agravarla.